miércoles, 25 de diciembre de 2019

Las Murgas viene marchando, 1998 Vicente López

La Quinta
Revista de cultura
Agosto 1998
Las Murgas viene marchando
El 13 y 14 de junio los vecinos de Vicente López bailaron y cantaron en el taller de murga que coordinó Coco Romero
En la Quinta Trabucco Todo el Año es Carnaval
Por Roberta Iannamico
Coco Romero es músico y “murgólogo”, especialista en murga y carnaval. Tiene el archivo más completo del país sobre el carnaval. Ha viajado por el exterior y por diversas regiones de la Argentina investigando las características de los festejos carnavaleros. Desde hace diez años coordina talleres de murga en el Centro Cultural Ricardo Rojas y es el director de El Corsito, una publicación de distribución gratuita que reúne material de divulgación y consulta sobre el carnaval.
La revalorización del carnaval y la restauración del baile, canciones y desfiles murgueros animan la vida de este artista popular.
Hace quince años teníamos un grupo musical llamado La Fuente, tocábamos un tema dedicado a la murga. Ahí fue cuando empecé a realizar en la zona de Villa Martelli, un trabajo de investigación y compartir algunas preocupaciones artísticas. Tuve la suerte de conocer a “Los Viciosos de Villa Martelli”. Me interesé por el tema de las murgas, a recopilar las historias de vida de los personajes relacionados con el carnaval pero no encontraba material, nunca había nada y con la murga siempre estaba todo mal. Lo que me pegó en la costilla es que todos los tipos que investigaron el tema, los pensadores, los ensayistas, plantean que la murga es lo peor. Por eso mi intento por recuperar esto que me hacía tan feliz cuando era chico. (...)

(...) Hoy las cosas han cambiado y si bien se mantiene el carácter suburbano, la murga aparece en los medios masivos y su ritmo integra el repertorio de famosas bandas de rock como Los Piojos o Los Auténticos Decadentes.

Coco Romero nos dice al respecto: “Yo lo peleé para que pasara esto. Hay algo de moda, porque hoy la murga vende más, pero esencialmente porque pertenece al folklore urbano, está metida en una parte de la comunidad y sale porque tiene autenticidad. El espacio de la democracia permite que se articulen otras cosas y hoy por hoy es fundamental que la gente se junte. Toda sociedad necesita sus fiestas como terapia alternativa a lo que esta viviendo. Yo reivindico la fiesta del carnaval. Me parece un espacio interesante para que se ponga en juego allí todo lo relacionado con lo creativo, la poética, lo plástico, lo corporal, los ritmos. Eso hace a una pertenencia a un fin de siglo mucho más interesante. (...)

(...) Ahora no todo lo que se mueve es murga. Hay que saber diferenciar. La murga canta y baila, y hay que ver que es lo que canta y que es lo que baila. Yo bajo como concepto claro la horizontalidad y la creatividad ante este fenómeno. La creatividad incluye todo, que los pibes toquen mejor, que canten mejor, que escriban y que se redondee un discurso de pertenencia”

Desde antes que se produjera este resurgimiento, Coco Romero ya había comenzado a poner en práctica un proyecto inédito: los talleres de murga.

“Hace diez años me metí en la cabeza la idea de poder desarrollar en un espacio la estructura de taller en torno a una murga. En los comienzos no participaban del taller más de grupo chico de personas, pero con el tiempo llegamos a tener cien personas en dos talleres. La idea es dar la posibilidad de que este fenómeno crezca y permitirle a todos los que vienen la mayor información posible. Con los talleres yo incendio, meto las ganas. Después cada uno hará lo que tenga ganas, pero la idea es que esto se multiplique.

No hay comentarios:

Publicar un comentario