lunes, 16 de diciembre de 2019

2002. La murga la necesidad de poner el cuerpo. Rev. Luciérnaga



Revista Luciérnaga Nº 8 del 3 de marzo de 2002. Buenos Aires. 
Entrevista: Elena García

El Carnaval, festejo traído por la Conquista, supo ser una fiesta verdaderamente popular hasta los años 60. En el norte, en el litoral y en los grandes centros urbanos fue tomando formas particulares, incorporando elementos de los que ya estaban aquí y de los que fueron llegando. Las sucesivas dictaduras militares, el desarrollo de la televisión y la cultura del espectáculo, fueron menguando su fuerza. En los últimos años una gran cantidad de gente de distintas generaciones se ha volcado a participar en las murgas, tomando estas una presencia en las ciudades que excede el propio festejo del carnaval. Hoy existe la Federación de Murgas que nuclea 160 murgas en todo el país. La murga es también fuente de inspiración para grupos de rock masivos como Los Redondos, Los Cadillac y otros.

Hablamos con Coco Romero, quién coordina hace 14 años los talleres de murga en el Rojas (UBA) edita la publicación “El Corsito” que reúne material de divulgación y consulta sobre el carnaval.
La murga la necesidad de poner el cuerpo
¿Cuales son los orígenes de la murga ?

El antecedente es de España. Los primeros datos históricos los encostras a fines del siglo XIX, principio del Siglo XX, con la aluvión inmigratoria. La murga viene como un modo de festejar el carnaval. Etimológicamente murga significa “conjunto de músicos malos”, es el diminutivo de música. Aquí recibió el aporte negro. La influencia negra está dada por la gestualidad corporal, la gran riqueza en el baile. No así en lo musical: el bombo es tomado del ejército y se toca con maza. El ritmo de la murga es muy primitivo, muy a tierra. El negro toca con las manos, y su ritmo es sincopado.
Qué es lo que caracteriza a las murgas de Bs. As. ?

Por un lado la riqueza en el lenguaje corporal, hay una gran variedad de pasos: la patada, el borracho, los movimientos aéreos, retorcidos, con una gran descarga. Y cada barrio tiene su forma de bailar. En el Uruguay o en España, por ejemplo, tiene mucha más importancia el canto, este aspecto está mas desarrollado. Aquí lo principal, hasta ahora es el baile. El género está evolucionando mucho por la gran cantidad de gente que se vuelca a participar. Otro aspecto interesante es el tema del disfraz. En el traje del murguero convive su altar. A diferencia de Brasil, en donde toda la comparsa lleva el mismo traje, acá cada uno lleva su levita, sus lentejuelas, que adorna y enriquece su traje con sus propios símbolos o ícono. Así ves en una misma murga al hincha de River y al de Boca bailando juntos.

Otra diferencia es que acá las murgas están compuestas por aficionados, no se trata de profesionales que gana dinero por participar en la murga. Esto es fundamental, hay una tendencia desde3 el Poder a convertir todo en espectáculo. En Gualeguaychú, que es el carnaval más importante del país, también está sucediendo. Aquí no son organizaciones libres, y eso lo hace muy auténtico.

¿Que cambios notas en las murgas?

La inclusión de la mujer. Antes las mujeres iban acompañando a los hombres, pero no formaban parte de la murga. Hoy participan intensamente tanto bailando como tocando. Por otro lado, la inclusión de los jóvenes, cualquier fenómeno cultural importante necesita la presencia de ellos. También la recuperación del instrumento por el placer de tocar en í. El bombo ya no es sólo para acompañar sino un instrumento para hacer música.

¿Por qué pensas que estos espacios despiertan tanto interés hoy?

Creo que como comunidad tuvo que ser realmente para romper ese caparazón, esa cerrazón en cuanto a participación. Y ahora estamos reaccionando. La dirigencia política se cae a pedazos, las instituciones se caen a pedazos. Y todo lo que es popular refleja o conlleva todo lo que es popular refleja o conlleva todo esto que nos pasa como comunidad. Es un momento muy intenso, de mucho intercambio, diría de transición. Y el modo de organizarse se está gestando, sé esta construyendo... Hay una familiaridad entre el cacerolazo y la murga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario